Volver
Cuba, el mejor ritmo y sabor para vivir la vida

Cuba, el mejor ritmo y sabor para vivir la vida

Unas diez horas de avión unen España con Cuba. Pueden parecerte muchas, pero una vez que conozcas la esencia de este pueblo sentirás que ha merecido la pena. Una isla cargada de historia, de peculiaridades, de diferentes culturas que ha sabido quedarse con lo mejor de cada una de ellas. Un ritmo distinto, un son que fluye y que sin duda te contagiarán con solo una mirada.

Cualquier cosa que hayas escuchado de Cuba posiblemente sea un tópico, pero también cierto. Pero además de cumplir estereotipos, el pueblo cubano te sorprenderá gratamente, en todos tus sentidos. Lo que significa Cuba no se puede describir, se tiene que ver, que absorber y que vivir. Sabemos que tienen un ritmo diferente, que se mueven al ritmo de la salsa cubana, que son grandes consumidores y exportadores de puros y ron… Pero todo esto queda en un segundo plano en cuanto pisas la isla.

Cuba es pura historia, cultura, mezcolanza. Resulta curioso cómo una isla que ha sido invadida por pueblos tan diferentes, regidos de forma tan dispar y sufrido tantos altibajos haya sido capaz de desarrollar una identidad propia y una sociedad tan arraigada a su tierra. Lo mejor de Haití, de España, África, China, México y Norteamérica… se ha compuesto en un cóctel perfecto que sabe a pura esencia cubana. Aquí te presentamos un recorrido entre La Habana y Varadero para hacer en una semana de viaje.

COSAS QUE VER

En La Habana
Haz un tour por La Habana y pasa por los siguientes lugares: Universidad, Plaza de la Revolución, La Bodeguita del Medio, el Malecón, Plaza de Armas, el Parque Histórico… La Plaza de San Francisco y el hotel-bar Los Frailes, donde refrescarse con un mojito tradicional al son de la mejor música callejera cubana. Un recorrido por La Habana Vieja cargado de ritmo.

 
 
Coge un taxi clásico y disfruta de la charla con el taxista, recuerda apalabrar el precio del viaje antes de subirte. Ve al barrio de Jaimanitas, un vecindario reformado gracias a la técnica del mosaiquismo. Un cubano que estuvo en Barcelona se quedó prendado del estilo de Gaudí y se ha inspirado en eso para arreglar su propio barrio. Dicen que todo el dinero sale del bolsillo de este señor, quien ha conseguido darle un toque único a la zona.
Una vez que salgas del barrio de Jaimanitas puedes aprovechar y continuar con el taxi por el Parque Metropolitano de La Habana. Disfruta allí de un mojito tradicional y de un ambiente único, relajado y con la magia de los árboles centenarios y milenarios. El entorno es precioso, merece la pena dar un paso o pasar un rato tranquilo y de descanso por allí.

 

No te pierdas la fábrica de puros, la fábrica de ron, el Capitolio Nacional de Cuba, la Catedral de Cuba, el museo de la Revolución, Castillo de San Salvador de la Punta, Castillo de la Real Fuerza de la Habana, museo Habana Club, La Floridita. La Tribuna Antiimperialista de la explanada José Martí. Si eres ave nocturna o al menos te gusta la juerga, ve al cabaret Tropicana.

En Varadero
En el trayecto de La Habana a Varadero para en el municipio de Matanzas para tomar un refrigerio.
Por supuesto, disfrutar de la playa. Arena blanca y aguas turquesas, verdes, azules… estarás como en una película. Si además te hospedas en un hotel con playa y puedes tomarte una bebida mientras disfrutas del paisaje en tu hamaca… ¡no lo olvidarás jamás!
Viaje en catamarán, con animación y bebidas incluidas durante el trayecto, hasta llegar a los cayos (Por proponer uno, visita Cayo Blanco). Allí puedes comer en bufé libre a base de comida tradicional cubana y marisco a la plancha. No tardes mucho en llegar, es mejor comer pronto respecto a tu horario habitual para que la comida no se quede reseca.
 
Baño interactivo con delfines. Métete en el agua con ellos, tócalos con tus propias manos, mécelos, coloca las manos para que se tumben y abracen a ti, dales un beso y recíbelo de su parte. Para terminar, déjate fotografiar con ellos. En algunos sitios puedes grabar el espectáculo mientras lo vives, pero siempre que lleves una cámara que te permita llevar las manos libres para no dañar al animal (por ejemplo, una cámara deportiva colocada en la frente como las linternas de minero).
Pasea por el centro de Varadero, por el mercado de puestos y por el puerto.

 
Dónde comer
En cualquier esquina, pero si quieres algo más especial prueba una lujosa cena en el restaurante Sierra Maestra del Tryp Habana Libre y luego quédate en la discoteca ambientada por un grupo cubano.
El Hotel-bar Los Frailes en mitad de La Habana vieja también es un lugar con encanto para tomar un refrigerio. Y por supuesto La bodeguita del Medio, aunque no te dejarán grabar nada de lo que ocurra dentro del bar, que por cierto es bastante pequeño.
Si en Varadero te alojas en el Hotel Paradisus Princesa del Mar te recomendamos que visites el restaurante japonés, con espectáculo incluido.
Prueba la ropa vieja con tostones, el ajiaco (puchero con carne y cereales varios), la yuca con mojo, frijoles negros cubanos con arroz, el arroz blanco con huevo frito, el fufú de plátano, el picadillo a la habanera con plátano frito o el congrí con cerdo frito.

 
Dónde dormir
En La Habana puedes quedarte en el hotel Meliá Cohíba, a los pies del malecón. Para moverte por La Habana Vieja tendrás que coger transporte, pero en la puerta del hotel dispones de taxi-coco, taxi antiguos y autobuses. Además, este hotel dispone de una piscina con bar y comedor.
Para Varadero te sugerimos el hotel Paradisus Princesa del Mar, un resort muy completo con playa privada y restaurantes de todo tipo, gimnasio, piscinas… no te faltará de nada.

Puedes acceder a la lista de reproducción de Cuba pinchando aquí.








 
Encuentra tu agencia
más cercana
Ir arriba