Volver
India, Rajastán

Rajastán, una tierra de reyes a las puertas del desierto

Se trata de uno de los nueve estados que forman la República de la India. Recorrer Rajastán es realizar un viaje en una máquina del tiempo. La región ofrece una arquitectura de valor incalculable, testigo del desarrollo de grandes culturas que dejaron su impronta en las edificaciones.  Tal y como se traduce su nombre, una ‘tierra de reyes’ que da paso a un país de contrastes y colores en armonía con las siempre misteriosas dunas del desierto.

En sánscrito significa “tierra de reyes”, que procede del nombre del clan que gobernó en el siglo VI, los rajputs, “los hijos de los reyes”. Estos soberanos fundaron diferentes reinos por el norte del país, influidos por la cultura musulmana procedente del sultanato de Delhi y por el imperio mongol. Y seña de este crisol de civilizaciones son los monumentos arquitectónicos de Rajastán, una muestra de la magnificencia de los descendientes reales.

La arquitectura define a Rajastán tanto como su idioma, su idiosincrasia o sus valores culturales. Las tres ciudades más emblemáticas de la zona reciben como sobrenombre el color que predomina en sus edificios, un hecho que muestra la importancia de las edificaciones y de cómo estas se desarrollaron. Por ejemplo, Jaipur, recibe el apelativo de “ciudad rosa”; Jodhpur, la “ciudad azul” y Jaisalmer, la “ciudad dorada”. Es hora de dar un paseo por el estado de Rajastán…

 
 
LA CIUDAD ROSA
Jaipur fue construida en estuco rosado para imitar el tono y la textura arenisca, algo que, desde entonces, se considera un símbolo de hospitalidad hacia los visitantes. Uno de los edificios más importantes e interesantes de la ciudad rosa es el Hawa Mahal o Palacio de los vientos, situado en el centro de la ciudad y sin jardines, en contraposición al estilo típico ajardinado de la época. Se construyó como extensión de la cámara de las mujeres destinada al harén y su función era que las féminas de la corte pudiesen ver la calle sin ser vistas: 953 ventanas que, además de permitir el cotilleo, servía como refrigeración en verano (de ahí el nombre del Palacio de los vientos).

A las afueras de la ciudad te espera el impasible Amber Fort, un conjunto de palacios envuelto en una fortificación a la que se puede acceder subidos en elefante, como hacían los reyes, los rajputs, en la antigüedad. Uno de los espacios más llamativos es la sala o vestíbulo de los espejos, combinados de tal manera que la habitación se podía atravesar de noche con una iluminación maravillosa con tan solo la luz de una vela situada en un punto estratégico.
Otro edificio relevante es el Jantar Mantar, uno de los cinco observatorios astronómicos del país, con más de 27 metros de alto.

 
 

LA MIGRACIÓN DE LA CIUDAD DORADA
Una de las joyas de la India. En la frontera con Pakistán y en pleno desierto del Thar, se encuentra esta ciudad construida con arena. No te pierdas el fuerte, los templos jainistas y las havelis. Más allá de la arquitectura magistral rajastaní, uno de los elementos monumentales más importantes de este estado es la propia del periodo de la colonización británica. Durante esta época, Rajastán sufrió una gran crisis económica y escasez y muchas familias de Jaisalmer tuvieron que emigrar en búsqueda de prosperidad para continuar con sus negocios. Muchos de ellos hicieron fortuna con cierta facilidad e invirtieron su dinero en construir grandes palacios y mansiones, normalmente decorados con influencia colonial. Así, en Mandawa, por ejemplo, podemos ver una haveli decorada con una máquina de tren.
 
LA CIUDAD AZUL
Dos de las fortificaciones más importantes de Rajastán son la de Mecherengar Fort, en Jodhpur: se encuentra perfectamente conservado y además es majestuoso, por lo que su visita será difícil de olvidar. El otro es el fuerte de Jaisalmer, donde todavía viven las familias de clase alta y adinerada de la ciudad.

La arquitectura de la zona te dejará sin palabras, un recuerdo de belleza marcado en la retina. Pero la hospitalidad del pueblo indio y su riqueza interna te robarán el corazón y los sentidos.

 
 
Encuentra tu agencia
más cercana
Ir arriba